Monday, February 11, 2008

Las contradicciones del PP

Llevamos uno días hablando del controvertido "contrato para la integración" propuesto por el PP. Pero realmente todavía no conocemos en que consiste este contrato. Además parece que ni los mismos dirigentes del PP saben muy bien cual es su contenido. Válgase el ejemplo de que por un lado Mariano Rajoy, presidente del partido, dice que el acuerdo lo que trata de hacer es que los extranjeros se comprometan a aprender por ejemplo el idioma y que hagan suyos unos ciertos valores de la sociedad española. Además comenta que el contrato trata de conseguir que no haya ninguna discriminación por razones de sexo entre hombres y mujeres. Entonces quien lea estas líneas comprenderá que la medida parece dirigida a los maghrebíes y subsaharianos porque los latinoamericanos no tienen ni que aprender el idioma ni aprender nuevos valores porque por lo general son hispano-hablantes y de raíces cristianas. Entonces Rajoy lo que quiere es dificultar la entrada a España de los musulmanes, y que por ejemplo una de sus señas de identidad, el velo, sea prohibido en las escuelas.


Ahora bien, lo que no me explico yo es que salga esta mañana Juan José Imbroda, presidente de la ciudad autónoma de Melilla, diciendo que la medida sobre el velo sólo la tendrían que acatar los extranjeros ya que los musulmanes residentes en Melilla son españoles y por tanto no tienen que firmar ningún tipo de contrato. Entonces me pregunto, ¿las niñas melillenses que lleven velo a la escuela sí podrán portarlo y las que vengan de fuera no? ¿Eso no es una contradicción y una medida claramente xenófoba?


Por otro lado, no quería dejar pasar la ocasión sin contaros una anécdota que me pasó anoche. Os comento más o menos la situación, hace dos días colgué en el tablón del comedor de mi residencia el artículo donde se desmontaban una a una las diez falacias sobre la inmigración. Bueno la gente al principio no le hacia mucho caso al asunto, hasta que como siempre cierta gente empezó a escribir tonterías en esos papeles:

“Ahora resulta que los inmigrantes son buenos” dijo uno. “Mi madre es profesora y la pegó un rumano” dijo otro, hasta hubo uno que dijo “Yo no conozco prostitutas españolas” pero lo más gracioso de todo fue que uno me insultó pero utilizando para ello la palabra INMIGRANTE como si eso me molestara. Al revés me siento orgulloso de ser inmigrante, porque he tenido que abandonar mi casa, mi tierra y sobre todo a mi familia para venir a vivir aquí y recibir una educación mejor. Que luego si todo va bien pueda ayudar con mi trabajo a mi país a que se desarrolle y que no tenga que venir ningún compatriota a países como éste donde una parte de la población le humilla y le menosprecia por el mero hecho de ser diferente y de intentar ganarse la vida y mejorar sus condiciones de existencia.


Sí soy INMIGRANTE y a mucha honra. Por lo menos así dejo de ser ignorante, conozco nuevas culturas y adquiero nuevas experiencias. Espero que todo el mundo tenga la posibilidad de viajar y de aprender de otras gentes, el mundo estaría mucho mejor, porque está como está por culpa de la ignorancia. Hay que abrir los ojos, darse cuenta que hay gente que es diferente que te puede aportar mucho y que todo ser humano busca vivir dignamente, ese es su único objetivo.

1 comment:

maravillosisimo said...

Se me ha puesto la piel de gallina, enhorabuena